La dirección de correo electrónico ¿Dato de carácter personal?

Hits

mail_dato_personalTodavía existen personas y empresas a quienes les asalta la duda de cómo deben considerar la dirección de correo electrónico de una persona física o profesional desde el punto de vista de la Protección de Datos. ¿Es un Dato de Carácter Personal y está afecto por la LOPD? O por el contrario no tiene esa consideración y está exento de su cumplimiento.

No cabe duda de que buena parte de las direcciones de correo electrónico están afectas por la LOPD por el simple hecho de que están compuestas por el nombre y/o apellidos del titular de la cuenta de correo. Sirvan como ejemplo nomenclaturas como e.sastre.garcia@... o carmen.alvarez@..., las cuales, a todas luces, suponen la inclusión de un dato de carácter identificativo.

Pero ¿qué sucede con aquellas cuentas de correo electrónico que en su nomenclatura no especifican un dato que lo identifique directamente con su titular? es decir, aquellas cuentas que utilicen nombres genéricos, pseudónimos o alias, como por ejemplo rar99@... o lunallena@... En este caso ocurre que, igualmente, estas direcciones están afectadas por la LOPD, aunque por si solos no identifiquen a su titular. De hecho, en este mismo año 2011, la Audiencia Nacional, a través de una sentencia de fecha 15 enero, se ha pronunciado al respecto y corrobora este punto.

En relación al email, la Audiencia Nacional considera que “la dirección de correo electrónico de la que es titular una persona física, constituye una información que le concierne, le afecta y que forma parte del ámbito de su privacidad”, estando afectada por la LOPD, siendo de plena aplicación. El argumento que emplea la Audiencia para los supuestos en que se utilicen pseudónimos o alias, sin contemplar el nombre y apellidos del titular en su nomenclatura, y la razón por la que considera que está afectada por la Ley Orgánica de Protección de Datos es porque “con independencia de que la denominación de la dirección corresponda o no con el nombre y apellido de su titular, país o empresa en la que trabaja, lo cierto es que se puede mediante una operación nada difícil, identificar perfectamente a una persona física, ya que esa dirección de correo electrónico aparecerá vinculada a un dominio concreto, por lo que sólo será necesario consultar al servidor en que se gestione dicho servicio”.

De otro modo, en los supuestos en que se trate de correos electrónicos generalistas (gratuitos en su mayor parte, del tipo Hotmail, GMail, Yahoo, etc.) se podría identificar al titular de la cuenta rastreando la dirección IP que se conecta a la misma, pudiendo obtener los datos del titular. Debido a ello, el email de una persona física, aún cuando para ello se deban aplicar una serie de actividades técnicas y plazos razonables de tiempo, tiene la condición de Dato de Carácter Personal y su tratamiento estará, en todo caso, afectado por la LOPD y en los supuestos que también contemple la Ley de Servicios de Sociedad de la Información.

En relación al email, la Audiencia Nacional considera que “la dirección de correo electrónico de la que es titular una persona física, constituye una información que le concierne, le afecta y que forma parte del ámbito de su privacidad”, estando afectada por la LOPD, siendo de plena aplicación. El argumento que emplea la Audiencia para los supuestos en que se utilicen pseudónimos o alias, sin contemplar el nombre y apellidos del titular en su nomenclatura, y la razón por la que considera que está afectada por la Ley Orgánica de Protección de Datos es porque “con independencia de que la denominación de la dirección corresponda o no con el nombre y apellido de su titular, país o empresa en la que trabaja, lo cierto es que se puede mediante una operación nada difícil, identificar perfectamente a una persona física, ya que esa dirección de correo electrónico aparecerá vinculada a un dominio concreto, por lo que sólo será necesario consultar al servidor en que se gestione dicho servicio”.

De otro modo, en los supuestos en que se trate de correos electrónicos generalistas (gratuitos en su mayor parte, del tipo Hotmail, GMail, Yahoo, etc.) se podría identificar al titular de la cuenta rastreando la dirección IP que se conecta a la misma, pudiendo obtener los datos del titular. Debido a ello, el email de una persona física, aún cuando para ello se deban aplicar una serie de actividades técnicas y plazos razonables de tiempo, tiene la condición de Dato de Carácter Personal y su tratamiento estará, en todo caso, afectado por la LOPD y en los supuestos que también contemple la Ley de Servicios de Sociedad de la Información.

Finalmente, a continuación mostramos una lista con algunos datos que tienen la consideración de Datos de Carácter Personal:
  1. Nombre y apellidos.
  2. Dirección postal.
  3. La vivienda, ya que sus datos están asociados a sus titulares.
  4. El número de una finca registral.
  5. El nº del DNI.
  6. Una imagen o fotografía.
  7. La matrícula del coche.
  8. El número de teléfono (fijo y/o móvil), siempre y cuando esté asociado a algún otro tipo de información, ya que por sí sólo no tendría la consideración de Dato de Carácter Personal.
  9. La dirección de correo electrónico (email).
  10. La dirección IP.

 

Noticias_LOPD
Volver noticias LOPD

Noticias más leídas